Investigación penal
del delito de
trata de personas

Video de presentación

Investigación proactiva y reactiva

La investigación reactiva se desarrolla como consecuencia de una inicial sospecha de una comisión de un delito, en donde el aparato estatal de persecución penal “reacciona” a efectos de esclarecer los hechos e identificar a los responsables. Sin embargo, debe tomarse en cuenta que la investigación en el delito de trata de personas generalmente no se origina en una denuncia de parte, es decir, no siempre es «reactiva», como sí sucede en otra clase de delitos en los que la víctima acude a la autoridad para denunciar un hecho. Por ello, es necesario desarrollar investigaciones proactivas a través de la acumulación de diferentes actos de investigación preventiva.

Diligencias

EXCEPCIONES AL REQUERIMIENTO DEL CONSENTIMIENTO EN EL ALLANAMIENTO

  • Flagrante delito
  • Grave peligro de su perpetración
  • Autorización judicial

¿Qué bienes muebles pueden ser comúnmente incautados en el caso del delito de trata de personas?

  • Grilletes
  • Armas de fuego
  • Dinero en efectivo a disposición del administrador o dueño del local que se considere proveniente del servicio prestado por personas en situación de explotación u ocupación (en caso de bienes inmuebles) de diversos bienes

La declaración de la víctima como elemento de prueba

Algunas pautas para evitar la revictimización

  • Ofrecer la atención con prontitud.
  • Tomar en cuenta el temor y la desconfianza de la víctima y/o testigo causados por su experiencia, por el miedo a represalia, por su situación de vulnerabilidad o por el poder y autoridad que tienen la o las personas dedicadas a la trata.
  • Creer en el relato de la víctima y evitar cuestionar o rebatir el testimonio durante su manifestación.
  • Evitar caer en estereotipos de género.
  • Tomar en cuenta que los familiares o miembros de la comunidad de la víctima o testigo pueden rechazarla o que incluso pueden haber participado en la trata.
  • Evitar presionar a la víctima para que continúe su testimonio.
  • Tomar en cuenta si la persona que denuncia se encuentra en una situación de discapacidad. Si es así, se deberán realizar los ajustes razonables necesarios como realizar preguntas claras y sencillas frente a personas con discapacidad intelectual o usar lenguaje braille frente a personas con discapacidad visual.
  • Dirigirse a la víctima por el nombre con que se identifica y evitar usar expresiones como «cariño», «muchachita» u otras. También se debe evitar llamar a la víctima por un género distinto con el que la víctima se identifique.
  • Tomar en cuenta el idioma con el que la víctima o el testigo se siente más familiarizado.
  • Iniciar el trámite para que se brinde una medida de protección a la víctima o al testigo.
  • Verificar si la víctima requiere atención médica de urgencia.

Pautas para el operativo y el traslado

  • Separar en todo momento a las víctimas de los presuntos tratantes, incluidos probables partícipes como administradores, personal encargado del local y, en caso de trata sexual, clientes.
  • El primer contacto con las víctimas debe ser por un equipo de profesionales especializados, de preferencia de la Unidad Distrital de Asistencia a Víctimas y Testigos (UDAVIT) y/o de la Fiscalía.
  • Separar a las víctimas niños, niñas y adolescentes de las víctimas adultas.
  • Toda autoridad pública deberá presentarse como funcionario público encargado de brindarle el soporte, la protección y/o el apoyo especializado de acuerdo con su función.
  • Se deben tomar en cuenta las pautas antes indicadas para evitar la revictimización de las víctimas durante el operativo.
  • El personal especializado deberá identificar las necesidades médicas urgentes y, en caso de riesgo de salud, se deberá asegurar el traslado de la víctima a un centro de salud.
  • Identificar necesidades de asistencia básicas como abrigo y alimentos.
  • Se realizarán registros fotográficos y en video que puedan servir de medio probatorio. Sin embargo, se debe cuidar la confidencialidad y reserva de esta información a través de la cadena de custodia, bajo responsabilidad.
  • Las víctimas y los testigos no deberán encontrarse expuestos, en ningún momento, a los medios de comunicación o a filmaciones y grabaciones de terceros.

Fuente: Inicio 1.1.4. Protocolo Intersectorial para la Prevención y Persecución del Delito y la Protección, Atención y Reintegración de Víctima de Trata de Personas.

¿Cómo reconocer a una víctima de trata?

Indicadores de la trata de personas

  • Problemas de salud como desnutrición, deshidratación o pobre higiene personal; enfermedades de transmisión sexual; señales de violación o abuso sexual; moretones, huesos rotos u otras señales de problemas médicos no tratados; enfermedades críticas incluyendo diabetes, cáncer o enfermedades cardíacas; y estrés postraumático o desórdenes psicológico.
  • La persona no tiene consigo sus propios documentos de identidad o de viaje; sufre abuso verbal o psicológico destinado a intimidar, degradar y atemorizar a la persona; al tener un tratante o proxeneta que controla todo el dinero, la víctima tendrá muy poco o ningún dinero en efectivo consigo; y está extremadamente nerviosa, especialmente si su «traductor» (la persona que podría ser su tratante) está presente durante una intervención (Departamento de Estado de los Estados Unidos 2004).
  • Problemas para contactarse con sus allegados, se encuentra en una jurisdicción diferente a donde habitaba, la forma en que llegó a dicho lugar, el hecho que viva en su lugar de trabajo, etcétera.

Protección de testigos

  • Personas ajenas a la criminalidad que circunstancialmente observaron los hechos. Puede que conozca o no a alguna de las partes, pero generalmente nos encontramos ante una persona que a simple vista no tiene ningún interés en el proceso, que no será reparada ni siquiera en el tiempo que invierta en el proceso penal y probablemente obedezca meramente al deber impuesto de comparecer ante las autoridades. En caso de represalias no solo necesitará protección, sino que comprenda la importancia de su testimonio para el proceso.
  • Personas que se encuentran dentro de un grupo criminal y que deciden colaborar como testigos. Sin perjuicio del análisis propio que significa la llamada colaboración eficaz, son personas que pueden encontrarse en riesgo de intimidación y represalias por parte de los integrantes de la organización de las personas que son perjudicadas con su testimonio.